diciembre 10, 2021

Consejos para el autoalmacenamiento

Por Asia Central

El autoalmacenamiento, tanto a corto como a largo plazo, es una gran manera de albergar las pertenencias durante un período de transición o simplemente para liberar algo de espacio en su hogar. Pero cuando se trata de hacerlo bien, resulta que averiguar cómo empacar una unidad de almacenamiento es sólo parte de la batalla.

Para asegurarse realmente de que está optimizando su almacenamiento y de que todo está a salvo (por no hablar de que el proceso sea lo más fácil posible para usted), querrá tomar algunas medidas adicionales. Siga los consejos de autoalmacenamiento o guardamuebles en Madrid que aparecen a continuación para saber cómo afrontar su almacenamiento como un profesional.

Elección de una unidad

  • Asegúrese de elegir una empresa de almacenamiento fiable. Cuando almacena artículos, está depositando su confianza en un tercero para que cuide de sus pertenencias. E incluso si no tiene previsto almacenar nada de gran valor, es importante que elija una empresa con un historial de fiabilidad probado. Lea los comentarios y las experiencias de clientes anteriores antes de reservar una unidad, y no elija almacenar sus objetos con una empresa que parezca poco fiable sólo porque sus tarifas sean más baratas que las de la competencia. Puede buscar en nuestro buscador de trasteros para encontrar un proveedor de confianza en su zona, o pedir referencias a sus amigos y familiares.
  • No empiece a buscar en el último momento. La unidad de almacenamiento que elijas en última instancia debe basarse en algunos factores clave, como el tamaño, el precio y el nivel de comodidad que tenga más sentido para tu situación. Para asegurarse de que cumple los tres requisitos, empiece a buscar pronto. Si esperas demasiado para reservar, puede que lo que buscas no esté disponible, o puede que no tengas suficiente tiempo para hacer la investigación necesaria. Es mejor empezar con un poco de antelación y tener un plan en marcha que empezar tarde y tener que tomar una decisión apresurada.
  • Haz un inventario de lo que piensas almacenar. Esto es útil por dos razones. En primer lugar, te ayuda a determinar el tamaño de la unidad que probablemente vas a necesitar y, en segundo lugar, te ayuda a mantenerte organizado una vez que todo está dentro. No hace falta que sea muy detallado, sólo una visión general de lo que piensas guardar en la unidad; por ejemplo, dos cómodas y seis cajas medianas. En función de lo que haya inventariado, podrá utilizar una guía de tamaños de unidades de almacenamiento para seleccionar la que mejor se adapte a sus cosas.

Embalaje de una unidad

  • Etiquete sus cajas. Si utiliza el servicio de autoalmacenamiento, lo más probable es que no vaya a necesitar los artículos que está empaquetando durante al menos un par de meses. E incluso si juras que serás capaz de recordar que las cajas empacadas en la esquina derecha contienen tus utensilios de cocina extra o equipo deportivo, te sorprendería lo fácil que es olvidar qué es qué una vez que todo está sellado y fuera de la vista. Etiquetar las cajas facilita mucho el proceso de desembalaje, y también es útil si alguna vez tienes que entrar a coger algo.
  • No guardes nada muy valioso. Como regla general, si no puede permitirse perderlo, probablemente no debería ponerlo en su unidad de almacenamiento. La mayoría de las veces tus pertenencias estarán bien y no hay nada de qué preocuparse, pero el autoalmacenamiento siempre conlleva un riesgo -aunque sea pequeño- de que los artículos se dañen o se pierdan. Para estar seguro, busca una forma alternativa de guardar las obras de arte, las joyas, las reliquias familiares y otros objetos de valor con los que no quieras correr ningún riesgo.