diciembre 15, 2021

Consejos para mantener limpia la obra

Por Asia Central

Si te dedicas a la construcción, ya sabes lo sucia que puede ser. Hay normas y reglamentos que hay que seguir para garantizar que no se revoque el permiso. Uno de los mayores retos a los que tendrás que enfrentarte es cómo gestionar el polvo en la obra. Demasiado polvo no sólo es un peligro para la salud, sino que también puede hacer que sea peligroso trabajar en la obra. Por eso es importante que planifique cómo se va a gestionar el polvo.

Para conseguir productos y soluciones eficaces para el control del polvo es necesario hacer los deberes. Estos son algunos consejos de Transferdez Sevilla que le resultarán útiles si está buscando formas de mantener la obra limpia en todo momento para mejorar la seguridad y la experiencia de trabajo.

Preparar la obra

Según el sitio web myrealestateteam.net, el trabajo de preparación que debe realizarse dependerá del alcance del proyecto. Un proyecto de minería requerirá, obviamente, mucha más planificación que un trabajo de construcción normal. Si se trata de un proyecto de construcción, una de las formas más populares de evitar el polvo es colocar láminas de plástico en el techo y el suelo del lugar de trabajo. La lámina ayudará a contener el polvo que pueda surgir como resultado de las obras.

Otra opción eficaz es el uso de láminas de plástico adhesivas. Esto proporcionará una capa adicional de protección y está disponible en diferentes formas.

Una obra también puede utilizar kits de accesorios que controlarán el polvo mediante cierres de cremallera. El objetivo del cierre de cremallera es mantener el polvo controlado en una zona concreta. Como alternativa a los cierres de cremallera, también se pueden utilizar paños de caída pregrabados y cinta de pintor.

Espacios abiertos

Los materiales deben mantenerse en el exterior, si es posible, cuando se trabaja en espacios abiertos, lo que evitará la inhalación de polvo, que puede ser un peligro para la salud en una obra. Trabajar en espacios pequeños y estrechos puede ser peligroso dado que no hay suficiente ventilación.

Agua

El agua es uno de los medios más eficaces para controlar el polvo en la obra. Puede ahorrarte dinero a largo plazo, ya que es muy barata. Sólo tienes que tener cuidado con el riego, ya que no quieres que la obra quede embarrada. Demasiada agua también podría dificultar el acceso de los vehículos a la obra o a la mina.

Cloruros

Este es otro método eficaz para controlar el polvo. Los cloruros son conocidos por retener la humedad durante largos periodos de tiempo y resultan muy útiles para controlar el polvo y la erosión. El cloruro es único en el sentido de que ayuda a retener el polvo. También puede ayudar en la pavimentación de superficies irregulares.

Piedras

Las piedras pueden utilizarse en zonas en las que es casi imposible establecer vegetación. Se puede utilizar para construir caminos o superficies de acarreo donde no es práctico construir caminos estandarizados.

Limpieza

Aunque la prevención es siempre la mejor medicina, la limpieza periódica también es igual de importante. No hay que esperar a que se acumule el polvo para pensar en contratar servicios de limpieza tras la construcción. Debe haber una rutina de limpieza en la obra que debe cumplirse estrictamente para promover la eficiencia y la salud general de los trabajadores en la obra.

El uso de equipos de limpieza profesionales, como los limpiadores de superficies que se muestran en la imagen, puede ser una buena forma de mantener limpias ciertas zonas frecuentadas por clientes y funcionarios.

Residuos

La gestión de los residuos es otro de los retos a los que probablemente se enfrentará un proyecto de construcción o de minería. Es necesario establecer procedimientos que garanticen que los residuos se manipulan adecuadamente y se eliminan con seguridad. No se debe permitir que la basura caiga libremente en ningún nivel del proyecto. Se pueden utilizar tolvas para gestionar este riesgo. Las empresas mineras han sido demandadas por la mala gestión de los residuos. Deshacerse de los residuos de un gran proyecto puede ser todo un reto.